Ricos de izquierdas y obreros de derechas (lo privado contra lo público)

 

 

A estas alturas todos sabemos que la gente de izquierdas no puede tener demasiado dinero ni incurrir en determinados gastos sin convertirse en una hipócrita. Al mismo tiempo, se dice, “no hay nadie más tonto que un obrero de derechas”. Ahora que Irene Montero y Pablo Iglesias se han comprado una casa muy cara, importa aclarar la confusión entre lo público y lo privado, entre lo político y lo personal. Confusión de la cual se sirven, cuando les conviene, tanto la derecha como la izquierda; lo que no es nada bueno para nosotros ni para el país.

Leer más “Ricos de izquierdas y obreros de derechas (lo privado contra lo público)”

Anuncios

Ciencia, individuo y sociedad (por ejemplo, el aborto)

 

EMPEZANDO

Suelo decir que durante los últimos treinta años nos han quitado dos perspectivas esenciales para comprender qué nos pasa: una, el inconsciente; dos, lo estructural. La ideología económica necesita un modelo de ser humano racional e individualista. Si no somos siempre racionales o si nos comportamos según patrones de conducta social, toda la idea moderna de libertad económica individual salta por los aires. El problema no solo reside en que esta visión tan plana y tan burda sea mentira (la publicidad, que sabe lo que se hace, consiste básicamente en bombardear la parte más irracional de los consumidores) sino en que además nos confunde a la hora de analizar con objetividad determinados fenómenos. Si algo social –o sea, estructural– se considera individual, el diagnóstico que realicemos estará ciego. Voy a ejemplificarlo con el siempre polémico tema del aborto en relación con la perspectiva científica. Tengan paciencia y pongan en suspensión los prejuicios, que esto requiere de cierto desarrollo. Leer más “Ciencia, individuo y sociedad (por ejemplo, el aborto)”

La inocua hegemonía (parte 1)

 

La huelga de las mujeres ha sido un completo éxito: eso nadie puede dudarlo. Mediáticamente, todas las cadenas y periódicos (tanto nacionales como internacionales) la han apoyado y dado amplísima cobertura. El discurso feminista se ha impuesto. Hasta sus detractores se han acabado callando. ¡Incluso el PP ha hecho mutis por el foro! Y sin embargo me atrevo a afirmar que esta huelga no va a servir absolutamente para nada, porque están confundiendo la fiebre con la infección. Y cuando ambas cosas se confunden, el enfermo no se cura.

Me explicaré mejor. Leer más “La inocua hegemonía (parte 1)”

La izquierda y sus mecanismos de defensa (negación y evasión)

 

I. ¿AUTOCRÍTICA?

            Ayer sábado, Alberto Garzón publicó un artículo para explicar las razones por las que, según él, la izquierda ya no atrae a las “clases populares”. Dejando al margen lo impreciso de la noción ‘clase popular’, el artículo se revelaba (ironías de la vida) como un síntoma más de esa ceguera sobre sí misma que padece la izquierda, aunque uno no sabe si es que ya no ve o si es que no quiere mirar. Voy a ofrecer aquí cinco de sus puntos ciegos más notables; algunos de los cuales, por cierto, no los he visto indicados antes en ningún sitio. Lo haré de modo que se relacionen entre sí como ramas salientes y simultáneas de un mismo tronco o raíz. Pero antes veamos qué escribió exactamente Garzón. Leer más “La izquierda y sus mecanismos de defensa (negación y evasión)”

Cataluña como anzuelo y nosotros como presa (sobre leyes, mentiras e hipócritas)

(Me temo que ya tocaba hablar un poco de esto. Pónganse cómodos, que hoy va a ser un poco largo…)

 

I

La separación de una comunidad autónoma afecta al artículo 2 de la Constitución española. Eso conlleva, según el artículo 168, que una modificación debe ser aprobada por dos tercios de ambas cámaras (congreso y senado); luego se convocarían elecciones generales, se volvería a aprobar dicha modificación por dos tercios de ambas cámaras y finalmente se ratificaría en un referéndum nacional (y nunca, en ningún caso, solo local).

La posibilidad de un referéndum pactado, por lo tanto, no depende del Gobierno. Ni siquiera del poder judicial.

Leer más “Cataluña como anzuelo y nosotros como presa (sobre leyes, mentiras e hipócritas)”

¿Pueden los hombres opinar sobre feminismo?

 

I. PLANTEAMIENTO

No sé por qué, pero tengo la impresión de que el tópico “un hombre no puede hablar u opinar sobre feminismo” se extiende cada vez más. He visto en Twitter y en otras redes sociales que muchas feministas zanjaban así muchas discusiones. Yo mismo, durante una conversación con una amiga, me atreví a sugerir que ciertas feministas fallaban políticamente al seguir unas estrategias y no otras. “No tienes derecho a decirles a las mujeres cómo deben enfocar su lucha”, me respondió, “igual que yo no puedo decirles a los negros cómo tienen que enfocar la suya”. De este modo extendía la prohibición, el tabú, a cualquier grupo social que se articulara en torno a unas exigencias sociales. Solo las mujeres pueden opinar de feminismo; solo los negros pueden opinar sobre los negros.

Después de darle muchas vueltas al asunto, y de leer variados textos al respecto, creo que mi amiga (que hablaba, me consta, de muy buena fe) estaba completamente equivocada.

Leer más “¿Pueden los hombres opinar sobre feminismo?”

Sobre el tópico: “En España sobran universitarios”

I

Hace no mucho, durante el convite de una boda, alguien comentó afablemente que en España sobraban universitarios. Yo observé que igual no sobraba ninguno, sino que se necesitaban más puestos de trabajo para ellos. En la mesa éramos diez comensales, yo incluido, y nueve discreparon de mi observación (luego diré cómo); curiosamente, ocho de ellos eran licenciados.

No les pregunté por qué sus  títulos no sobraban y los de los demás sí, ni les expliqué que decir sobran universitarios en vez de falta trabajo equivale a decir sobran hambrientos en vez de falta comida. Si falta comida, buscamos más comida; si sobran hambrientos, nos deshacemos de los hambrientos. Lo primero tiene lógica; lo segundo nos aproxima al genocidio.
Leer más “Sobre el tópico: “En España sobran universitarios””