Sobre el tópico: “En España sobran universitarios”

I

Hace no mucho, durante el convite de una boda, alguien comentó afablemente que en España sobraban universitarios. Yo observé que igual no sobraba ninguno, sino que se necesitaban más puestos de trabajo para ellos. En la mesa éramos diez comensales, yo incluido, y nueve discreparon de mi observación (luego diré cómo); curiosamente, ocho de ellos eran licenciados.

No les pregunté por qué sus  títulos no sobraban y los de los demás sí, ni les expliqué que decir sobran universitarios en vez de falta trabajo equivale a decir sobran hambrientos en vez de falta comida. Si falta comida, buscamos más comida; si sobran hambrientos, nos deshacemos de los hambrientos. Lo primero tiene lógica; lo segundo nos aproxima al genocidio.
Leer más “Sobre el tópico: “En España sobran universitarios””

Crítica al pensamiento crítico

 

A don Amancio Ortega, que tanto se preocupa por la educación. 

 

I

Alegra que cada vez más gente parezca apercibirse de la estafa ideológica colosal que se esconde bajo el ropaje de las –supuestas– innovaciones educativas. Claro que podría ser al revés: igual yo me estoy aproximando a círculos más escépticos mientras la pasión por ellas aumenta. No lo descarto.

No obstante, hay un concepto que parece inasequible a la crítica, que suena todavía limpio y hasta bueno a oídos de casi cualquiera y que se libra de la lamentable connotación que (con toda justicia, dicho sea de paso) para muchos sí han adquirido otros términos horripilantes como creatividad, competencias, formación continua y demás palabrejos todavía en castellano. Me refiero al “pensamiento crítico”. Leer más “Crítica al pensamiento crítico”

Orgullo, envidia y lucha de clases

 

I

Esta semana, Antonio Maestre ha escrito dos artículos sobre la lucha de clases. En uno, exalta el orgullo obrero; en otro, critica que haya quien se niegue a reconocer esa realidad. También lamenta la existencia de alienados incapaces de identificarse con su propia clase; seres que aspiran, torpemente, a medrar en una estructura social dominada por otros. Cuando alguien huye de sus orígenes, dice, lo hace como un individuo aislado; pero la lucha obrera solo avanza si sus miembros actúan unidos. También denuncia, más o menos veladamente, que las elites se comportan como una auténtica casta en la cual la sangre o los contactos priman sobre cualquier otro rasgo o valía. La clase unida de verdad sería la clase alta. Arremete contra el moderno periodismo por haberse distanciado vilmente de la clase obrera. Leer más “Orgullo, envidia y lucha de clases”

La libertad liberal

La moderna idea de libertad ha ido cargándose cada vez más con un lastre ideológico que resulta muy difícil de advertir para la mayoría, porque nadie podría estar en contra de que todos seamos muy libres; y no extraña que cada vez más gente se defina como “liberal” o como “amante de la libertad” si con ello asciende moralmente al paraíso de los justos. Sin embargo la cuestión no resulta tan sencilla, porque al concepto de ‘libertad’ se le han ido arrebatando unas cuantas notas semánticas que chocan con el sistema social y económico contemporáneo. Leer más “La libertad liberal”

El listón y el “¡son todos iguales!”

liston

Como de costumbre, las miserias de Podemos generan infinita ira en los medios de todo el país, así como en las redes sociales, muy activas al respecto. Lo que personalmente opino de Ramón Espinar lo dejo para el final. Antes quiero explicar dos cositas sobre ese argumento ramplón de que “la culpa es de ellos, por haber puesto el listón muy alto”. El asunto tiene miga y rezuma un insostenible relativismo. Me explico. Leer más “El listón y el “¡son todos iguales!””